jueves, 18 de octubre de 2007

Ejercicio de melancolía académica

Todo mi dasein[1]
Y a cambio qué:
Una nada-de-ser[2].
Es que vos no entendés:
“te conformás” “con” “al” “para”
¡Óntica![3]

O en otra tradición,
Para compartir mi lenguaje
Para compartir mi mundo[4]:
Para hacer coincidir
Tu solipsismo y mi realismo[5]
Pero no.

Desde hace tanto
Sin Dios[6]
Desde hace un tiempo largo
Sin el hombre[7]
Y ahora esto.

Ahora, como Aquiles y la tortuga:
la imposibilidad de la meta[8].

Una ensalada rusa que ni Dios la entiende[9]
Lo que queda es el quinto viaje:
El vagabundeo estético.[10]


NOTAS
[1] Cfr. Martin Heidegger, El ser y el tiempo, Fondo de Cultura Económica, México, 1994.
[2] Cfr. Jean-Paul Sartre, El ser y la nada, Altaya, Barcelona, 1997.
[3] “Lo propio de los entes y los conceptos y términos relativos a ellos son “ónticos”; lo propio del ser y los conceptos y términos relativos a él, “ontológicos””. José Gaos, Introducción a El ser y el tiempo, Fondo de Cultura Económica, Madrid, 1993, página 22.
[4] En el primer Wittgenstein, los límites del lenguaje son los límites del mundo.
[5] Cfr. Ludwig Wittgenstein, Tractatus logico-philosophicus, Altaya, Barcelona, 1997, página 143.
[6] Nietzsche: no hace falta señalar nada más.
[7] Cfr. Michel Foucault, Las palabras y las cosas, Siglo XXI, Buenos Aires, 2005.
[8] “El rasgo esencial de esta inaccesibilidad del objeto fue muy bien señalado por Lacan cuando subrayó que no se trata de que Aquiles no pueda adelantarse a Héctor o la tortuga, sino de que no puede alcanzarlo: Héctor es siempre demasiado rápido o demasiado lento”. Slavoj Žižek, Mirando al sesgo, Paidós, Buenos Aires, 2000, página 19.
[9] Roberto Arlt, Los siete locos, Losada, Buenos Aires, 1995.
[10] Para una clasificación de los viajes, ver Daniel Link, “Tánger: ruina de la modernidad”, en Cómo se lee, Norma, Buenos Aires, 2003.


4 comentarios:

Seis dijo...

Usted esta en un nivel ultra

Nuestro Vietnam dijo...

¡No lo creo! Jaja :P

aguaninio dijo...

qué?????? cómo que no cuajan?? eso ahí escrito... te parece?

qué diferencia hay entre el lenguaje de letras y le lenguaje de números? sólo ayudan a explicar cosas distintas, pero son sistemas... son obras de arte los dos!

Nuestro Vietnam dijo...

No sé si me parece. Me pareció en ese momento. Pero, ese posteo pretendió ser una broma (muy mala por cierto), porque nunca había visto (yo, al menos; yo, en mi vasta ignorancia) poemas con notas al pie. Porque las notas en los trabajos académicos tienen, entre otras funciones, la de aclarar ciertos puntos; por eso me pareció gracioso (¡ja, very funny!) incluirlas en un poema, desvirtuando la especificidad de la poesía, que es la oscuridad, o la ambigüedad o como se quiera llamar a "eso" que está tan cerca de lo sublime (no, desde luego, en ese "poema").
Bah, qué sé yo. ¡Que era una joda, Aguaninio!